28 agosto, 2010

Susurras en mi oído y yo en el tuyo. Me encanta sentirte cerca, cerrar los ojos e imaginarte a mi lado, no quiero pensar en la idea de no volver a verte.
He dormido y he soñado contigo.
Ahora mientras me desahogo y escribo, escancio en mi cuerpo perfumes, y me apetece que estés aquí, que me hables, que me mires.
En tu círculo de “independencia” y de “egoísmo” solo tiene cabida una persona, yo quiero ser la tercera.
Creo.
                                           Adicción a tu voz y a tus palabras.

1 comentario:

Ruby Woo dijo...

Date de tu blog! jaja te quiero pequeña