31 diciembre, 2011

Adiós 2011.

Si tuviera que resumir mi 2011, la palabra que lo haría sería fortaleza. Cuanto he(mos) aprendido. Cuantas cosas pueden ocurrir en 365 días.

El año comenzó triste y frío, sin ganas de nada. Pasó el frío e interminable enero, y de repente en un febrero de mañanas de sol apareciste tú. 
Con tus miradas y rizos todo pasaba más rápido, parecía que las cosas dejaban de doler. Todo carecía de importancia, todo parecía verdadero, esta vez sí. Mi 2011 comenzaba un 28 de febrero.


Meses inolvidables fueron todos ellos. Del 28 de febrero hasta el 31 de diciembre. No borraría  nada, no cambiaría nada, no olvidaré nada.
Hablo de ti, hablo de él, hablo de ellos. Todo tan mío, todo tan nuestro.

Marzo, Abril y Mayo, primer asalto a la pasión y al cariño.

En Mayo algo se agrietó, parece que todo acababa, pero ¿cómo podíamos permitirnos acabar con algo así? Parece que tras un supuesto “adiós” decidimos volver a los días en los que la mirada no podía romperse ni por un leve parpadeo.

Junio cálido y loco. Los lunes eran especialmente nuestros.  Apareció la idea de viajar juntos, de visitar París y cientos de ciudades que se nos pusieran en mente, nada parecía imposible si simplemente cogías fuerte mi mano. El once de este mes mi hermana se casaba y yo sentí infinita felicidad e infinito miedo.

Julio, el mes del dolor. Algo se rompió en mi pecho y cada día me desgarraba más y más. ¿El por qué? Todavía me lo pregunto. En este mes dormía con los ojos abiertos, de repente lágrimas en mi rostro, mes de películas por la noche, mes de escalofríos a pesar del calor. Tu mes, el mes en el que hace 21 años viste el mundo. Y el mes en el que algo dentro de ti cambió, para siempre. El mes de la ruptura. El mes del dolor. El mes de la ansiedad. El mes de la 305. El mes del perdón.

Agosto, septiembre, octubre, noviembre y diciembre, segundo asalto.

Parece que a partir de julio comenzó un nuevo año y una nueva vida.

Agosto, mi mes, ya eran 20 años los que iba a cumplir. Nuestro primer viaje juntos. Qué días. Qué amor.

Septiembre, octubre, noviembre y ahora diciembre, universidad y tú. 
De estos meses solo diré que aprendimos a ser nosotros. Aprendimos a confiar, a soportar. Aprendimos a mirarnos y a ver por dentro.

No perdemos la esencia pero ya somos uno. Y no concibo domingo sin lunes, no hay días sin ti. Todo tú eres en mí y espero que así sea  por mucho tiempo más. Infinito.

Feliz 2012.

28 diciembre, 2011

Cambil, Huelma, Jaén, Carchelejo, Albuniel, Granada, Motril, Almeria, Málaga, Campillo de Arena, Noalejo, Puerto del Carretero, Granada, Autovía de Sierra Nevada, Campotéjar, Mantillana, Alcalá La Real, Benalúa, Iznallob, Guadix, Pto. Onitar, Borage, Guadix, ¡Sierra Nevada!, Darro, Diezma, Granada, Lopeza, Lopera, Purullena, Guadix, Benalúa, Gor, Cenascuras, Gorafe.

Una mañana de viaje, señales y señales, luego un alto en el camino, tus ojos, mi luz.

28.

Feliz día, pequeño.

16 diciembre, 2011

(...)
La memoria viviente
de dos planetas solos
que entre veinte millones
se encontraron.

Quirarte.

01 diciembre, 2011

Corazón coraza.

Porque te tengo y no
porque te pienso
porque la noche está de ojos abiertos
porque la noche pasa y digo amor
porque has venido a recoger tu imagen
y eres mejor que todas tus imágenes
porque eres linda desde el pie hasta el alma
porque eres buena desde el alma a mí
porque te escondes dulce en el orgullo
pequeña y dulce
corazón coraza

porque eres mía
porque no eres mía
porque te miro y muero
y peor que muero
si no te miro amor
si no te miro

porque tú siempre existes dondequiera
pero existes mejor donde te quiero
porque tu boca es sangre
y tienes frío
tengo que amarte amor
tengo que amarte
aunque esta herida duela como dos
aunque te busque y no te encuentre
y aunque
la noche pase y yo te tenga
y no.



Mario Benedetti.

Vals de los enamorados.

No salieron jamás
del vergel del abrazo.
Y ante el rojo rosal
de los besos rodaron.

Huracanes quisieron
con rencor separarlos.
Y las hachas tajantes
y los rígidos rayos.

Aumentaron la tierra
de las pálidas manos.
Precipicios midieron,
por el viento impulsados
entre bocas deshechas.

Recorrieron naufragios,
cada vez más profundos
en sus cuerpos, sus brazos.
Perseguidos, hundidos
por un gran desamparo
de recuerdos y lunas,
de noviembres y marzos,
aventados se vieron
como polvo liviano:
aventados se vieron,
pero siempre abrazados.



Miguel Hernández.


Todo huele a Navidad.

DICIEMBRE, tráeme regalos felices.
Donde pongo la vida pongo el fuego
de mi pasión volcada y sin salida.
Donde tengo el amor, toco la herida.
Donde dejo la fe, me pongo en juego.

Pongo en juego mi vida, y pierdo, y luego
vuelvo a empezar, sin vida, otra partida.
Perdida la de ayer, la de hoy perdida,
no me doy por vencido, y sigo, y juego

lo que me queda: un resto de esperanza.
Al siempre va. Mantengo mi postura.
Si sale nunca, la esperanza es muerte.

Si sale amor, la primavera avanza.
Pero nunca o amor, mi fe segura:
jamás o llanto, pero mi fe fuerte.

Ángel González

25 noviembre, 2011

Fugitiva.

Traes destellos de lluvia en los cabellos
Brillantes que te cubren la frente;
Tienes húmedos los ojos, los labios mojados
Y gélidas y rígidas las mejillas del 
Frío. ¿Por qué has estado ausente tanto tiempo?
¿Por qué no has venido a mí hasta las
Tantas de la noche, tras caminar durante horas
Contra viento y lluvia? Quítate el vestido
y las medias, siéntate en este sillón profundo
Junto al fuego. Te voy a calentar los 
Pies en mis manos. Te voy a calentar los senos y 
Muslos a besos. Ojalá pudiese encender
Un fuego en tu interior que nunca extinguiese.
Ojalá pudiera estar seguro de que llevas
Bien adentro un imán que siempre te traerá a casa.



Kenneth Rexroth

17 noviembre, 2011

"La danza es el único arte en el que nosotros mismos somos el material del que el arte está hecho".
Ted Shawn-1955.

13 noviembre, 2011

06 noviembre, 2011

Palabras para Julia.

Tú no puedes volver atrás
porque la vida ya te empuja
como un aullido interminable.
Hija mía es mejor vivir
con la alegría de los hombres
que llorar ante el muro ciego.
Te sentirás acorralada
te sentirás perdida o sola
tal vez querrás no haber nacido.
Yo sé muy bien que te dirán
que la vida no tiene objeto
que es un asunto desgraciado.
Entonces siempre acuérdate
de lo que un día yo escribí
pensando en ti como ahora pienso.
La vida es bella, ya verás
como a pesar de los pesares
tendrás amigos, tendrás amor.
Un hombre solo, una mujer
así tomados, de uno en uno
son como polvo, no son nada.
Pero yo cuando te hablo a ti
cuando te escribo estas palabras
pienso también en otra gente.
Tu destino está en los demás
tu futuro es tu propia vida
tu dignidad es la de todos.
Otros esperan que resistas
que les ayude tu alegría
tu canción entre sus canciones.
Entonces siempre acuérdate
de lo que un día yo escribí
pensando en ti
como ahora pienso.
Nunca te entregues ni te apartes
junto al camino, nunca digas
no puedo más y aquí me quedo.
La vida es bella, tú verás
como a pesar de los pesares
tendrás amor, tendrás amigos.
Por lo demás no hay elección
y este mundo tal como es
será todo tu patrimonio.
Perdóname no sé decirte
nada más pero tú comprende
que yo aún estoy en el camino.
Y siempre siempre acuérdate
de lo que un día yo escribí
pensando en ti como ahora pienso.

Goytisolo.

NOVIEMBRE SIEMPRE VUELVE.


"Ya no sé si esta vez
Todo está dentro de mí
Y ya no puedo escapar".

N. Vegas - Seronda.

Altazor2#.

Yo amo mis ojos y tus ojos y los ojos
los ojos con su propia combustión
los ojos que bailan al son de una música interna
y se abren como puertas sobre el crimen
y salen de su órbita y se van como cometas sangrientos al azar
los ojos que se clavan y dejan heridas lentas a cicatriz
entonces no se pegan los ojos como cartas
y son cascadas de amor inagotables
y se cambian día y noche
ojo por ojo.

Altazor1#.

Sin embargo te advierto que estamos cosidos
a la misma estrella
estamos cosidos por la misma música tendida
de uno a otro
por la misma sombra gigante agitada como árbol
seamos ese pedazo de cielo
ese trozo en que pasa la aventura misteriosa
la aventura del planeta que estalla en pétalos de sueño.

Infinito como la arena.

Y pensaba(mos) que jamás volverían a existir los domingos, y los domingos eran domingos porque sin domingos no había lunes. Pero últimamente, ya no recordamos solo los lunes, ni siquiera cuando nos acordábamos de los lunes olvidábamos los demás días. Pero hoy es DOMINGO, domingo de Noviembre y parece que los recuerdos y las incertidumbres hipotéticas vuelven a mi mente y solo desean ocuparla toda entera para que ninguna otra actividad pueda ser llevada a cabo, por importante que sea.
Y temo que te hayas planteado el si deberías tener a otra persona aparte de yo en tu cabeza. Son cosas que duelen, como supongo que te dolerán a ti. Pero soy sinceridad. Y entonces se miden los valores de cada cual y no por la inteligencia o interés sino por ser. Que es lo que queda y lo que lucha por esto que sentimos, tan cálido, tan especial. Porque cuando esa parte de ti desaparece da igual cuántos libros hayas leído o cuántas películas hayas visto, cuando todo se divide es el resto lo que cuenta, y el resto es la esencia de cada cual sin nada adquirido, es la pureza más nívea que jamás hayamos imaginado. 

27 septiembre, 2011

Felizerasmus.

De vuelta.

Otoño.

Algo no anda bien por aquí dentro. De repente lágrimas que sin razones visibles pero no inexistentes corren por mis mejillas, escasas ganas por no saber de nadie ni de nada. La diferencia existe, solo tienes que querer encontrarla. Como todo y como siempre. Pero nunca.



23 septiembre, 2011

Ocho y medio.

Reescribendo la espiral de prometer hacerlo bien, 
de cometer un nuevo error, 
de no saber pedir perdon o pedirlo demasiadas veces.



Nacho Vegas.

21 septiembre, 2011

10dejulio.

Tras unos meses hoy me has dicho por primera vez "yo te fallé", ¿todos los años en el día de tu cumpleaños recordaremos? Espero que exista algo que despeje nuestra memoria y que no nos atormente.
Recuerdo ese día, está ahí y supongo que seguirá marcado por la fecha y por el hecho, como todo lo importante que acontece en nuestra vida, recordaremos ese y 100 días juntos, porque siempre se viven de forma diferente.
Pero si hago vaga memoria y recuerdo todo lo que lloramos, todo lo que me abrazabas (a pesar de que yo no quería). Tengo una imagen, “el Panoramis”, la que ya era tu camisa azul, mi falda negra, tu sombrerito y tus lágrimas mientras me contabas historias pasadas de la adolescencia que de alguna forma querías vincular a tu comportamiento en determinados momentos.
Sabía todo lo que estábamos sufriendo, yo por el daño recibido y tú por haberme fallado; una parte de mí sabía que tus lágrimas caían sobre tus mejillas como una tortura, que una parte de ti estaba dislocada pensando que nada de lo que ocurría era cierto, que no podías concebir que ya no volverías a verme, a besarme, enloquecías como castigo, como final. 
Pero no hay final, no lo hubo, no podría haberlo.
Me recuerdo, congelaba cada instante sabiendo de antemano que iban a ser los últimos. Iban a ser los últimos, nuestras miradas, nuestros labios, nuestras caricias infinitas iban a desaparecer.
Pero si hay alguna verdad entre tú y yo es eso que solo nosotros sabemos y que ni siquiera pretendemos que el resto del mundo ajeno entienda, es entonces cuando lo insustancial se desvanece quedando solo lo que importa.

"Que eres un pedazo de amor, mio".

17 septiembre, 2011

Antonio Machado.


Huye del triste amor, amor pacato,
sin peligro, sin venda ni aventura,
que espera del amor prenda segura,
porque en amor locura es lo sensato.

02 septiembre, 2011

2919946000457#.


Llevo unos días un tanto ajetreada por lo que no tardaré mucho en dormir. Entraré en el mundo de los sueños y por fin mis huesicos y mi cabeza descansarán (o al menos eso espero), hoy estoy muy cansada físicamente que no mentalmente o sí, quien sabe ya en estos días...
Hoy ha llovido, pero mucho mucho, estábamos empapados. Y es que ya se va notando el cambio del tiempo y esas cosas, ahora mismo entrará una nueva estación (como a la que casi no llego hoy)  y los días de fuego pasarán a ser días lluviosos, lluvia de hojas otoñales, lluvia de gotas congeladas, congeladas porque nadie les dio amor y murieron en la más profunda desolación y soledad y en el último momento quedaron inmortalizadas para siempre.
Yo jamás quiero ser nunca una gota congelada o una lluvia de hojas secas. Pero eso no quita a que últimamente eche mucho de menos el frío.
El frío es para compartirlo. Siempre lo dije. Frío compartido, cama compartida, cuerpos compartidos, lo mío tuyo y lo tuyo mío, a veces nos confundimos y no sabemos qué partes pertenecen a quien. Se crea un universo paralelo e infinito en el que no existe nadie más que tú y yo (ni siquiera aquellos que nos hacen declaraciones de amor).
Esta noche mi piel te echará de menos.

Paco#.

                                    

Siempre nuestros.

Parece que se ha vuelto todo un ritual el camuflar nuestros miedos bajo tus sábanas blancas y escuchar esas letras, oh, que letras. 
Entonces suena esa canción y todo se transforma dentro de mí, mis sentimientos afloran como resbaloso sudor por nuestros poros. Me transformo en un ser débil y vulnerable, pero a la vez en el ser más puro y sincero.  
Ayer me decías: “mírame, mírame”, lloraba y no podía ni quería girar la cabeza para mirarte a los ojos. Siempre que lo hago desaparece todo y te siento, aún sin tocarte te siento, aún sin mirarte te siento, aún sin pensarte te siento y aún así quiero más.

30 agosto, 2011



           Caminante, son tus huellas
                                                                el camino y nada más;
                                                                Caminante, no hay camino,
                                                                se hace camino al andar.
                                                                Al andar se hace el camino,
                                                                y al volver la vista atrás
                                                                se ve la senda que nunca
                                                                se ha de volver a pisar.
                                                                Caminante no hay camino
                                                                sino estelas en la mar.
                                                                                               Antonio Machado.

27 agosto, 2011

Anoche soñé que no te conocía, que me pedías que te acompañara al 
club social para pedirte una cerveza, porque no te la vendían. 
Pensabas que como tenía barba y vestía de negro no tendría problema. Yo aceptaba y nos emborrachabamos, acabamos en el tejado de la biblioteca y querías saltar cogida de mi mano a la fuente de abajo. Yo te decía que no llegaríamos a caer dentro pero igual salté.

18 agosto, 2011

Lasreflexionesdedosviajeros#.



Lo importante de saber si un viaje ha ido bien es observar con la fuerza con la que das la mano al comenzarlo y al terminarlo. 

1#.

Viajando contigo, en ti, a cada parte de tu cuerpo, lascivo, húmedo, inquieto, deseoso… A cada rincón de tu mente tímida, sincera, tierna cuando por nuestras mejillas corren gotas de lluvia.
Sentimientos impensables cuando tan solo éramos un par de locos en busca de nuevos placeres. Era invierno, llovía y con los días comenzaste a abrazarme cada vez más fuerte. Hasta que sentí que ya era una parte de ti. No podía existir nadie en el mundo que me abrazara como tú, no podía existir. 
Nuestros huesos bailaban y se rozaban como si buscaran quedar encajados para siempre en un último soplo de placer, nuestros pechos simulaban cascadas húmedas que no dejaban de deslizarse, como si quisieran acabar unidas, cada mañana amanecíamos siameses.











13 agosto, 2011


Que no quiero que pienses que cualquier palabra que sale de mi boca es para herirte ni para dejarte en un estado de psicodélia, contigo no podría. Y sé que muchas veces aparecieron tus demonios del pasado intentando descolocarte o persuadirte, pero si algo veo con los días es que has querido cambiar partes de ti, justo aquellas que nos hicieron daño.
Todos nos equivocamos. Y aprendemos. Tú aprendiste, mucho.
Te cercioraste de que no podías seguir por ese camino, que no había ni mañana, algo placentero a corto plazo, habría que valorarlo. Yo pienso que nada más, que ni siquiera las cenizas, quizás el borroso recuerdo de algo que ni siquiera fue. Valoraste.
Y te confieso desde lo más profundo de mi, que aunque quizás suene egocéntrico, tuve la sensación en varias ocasiones de ser una especie de rayo luz en la vida de las personas de las que me he enamorado, es curioso, aparecía y sin preveerlo comenzaban las sonrisas más sinceras, los sentimientos más puros, las palabras que siempre quedarán marcadas, las lágrimas espontáneas, las esperanzas, las ilusiones y el “nunca hay final”, y es que aun al borde del precipicio supimos elegir.
Y no me cuesta sacar uñas y dientes como una leona si es para luchar por lo que quiero, si es por compartir mis sueños más deseados con la persona que se ha vuelto fundamental en mis días. Porque sé que ella lo haría por mí. Porque te voy a contar un secreto, “cuando se miran el mundo se para de repente”.
Si alguna vez estoy lejos no olvides todo lo que nos rodeó algún día.
Que siempre podrás abrazarme, lloraremos juntos y sonreiremos después, amor.

27 julio, 2011

27.

Intentas descansar pero una luz que parpadea como si se secara de observarte, mira. Suena la una, solitaria y fría; entonces todo parece caer en el pozo de los sueños, sueños que al no ser cumplidos nunca caducaran, sueños frescos que se apoderaran de tus entrañas cada mañana, como si fueran un aviso de que cada día que pasa pierdes una oportunidad para volar de aquí.
Desnuda mi cuerpo y vístelo esta vez con caricias interminables, abrígalo con tu lengua, para siempre. Borra mi cara y maquillala con besos calientes, cuídame.
Todo empieza porque no hay dos sin tres, recuérdalo. Te dije, me pican los ojos, que no lloren más, porque al final no querré mirarte.
La balanza, el equilibrio, el más y el menos, ¿lo conseguiremos?
Tú lo congelaste. Ahora lloremos.

23 julio, 2011

Arenal Sound#.

Allá vamos.

Aunque estuviera en rojo, siempre cruzamos.

Tres situaciones, tres caminos en los que tú te convertías en una especie de semáforo. Me explico, los colores guardaban relación con lo que podía pasar entre nosotros:

-Rojo: desaparecías de mi vida.
-Naranja: estarías en ella pero no de forma especial, simplemente uno más.
-Verde: serías el único.

No puedo decirte que me daba igual lo que ocurriera o que simplemente dejaba a la suerte el color de ese semáforo, pero si tenía la certeza de algo, era de que ocurriera lo que ocurriera sufriría menos, porque si algo he aprendido es que el tiempo sana.

Parece que has aprendido la lección, que la has querido aprender esta vez.

Sé que suena raro ante los que me quieren pero sé que hago lo correcto, quizás no para mí pero sí para alguien que me importa. Cambia esta vez, ya no tanto por mí, por ti.

Pero por favor, si ves que a pesar del esfuerzo no puedes remediarte, avísame.

Toda la noche.

Soñadora.



Hoy he tenido un plan, te lo contaré al oído, señorito.

Lolita.


Borges.

Después de un tiempo, uno aprende la sutil diferencia entre sostener una mano y encadenar un alma, y uno aprende que el amor no significa acostarse y que una compañía no significa seguridad; y uno empieza a aprender... que los besos no son contratos y los regalos no son promesas, y uno empieza a aceptar sus derrotas con la cabeza alta y los ojos abiertos, y uno aprende a construir todos sus caminos en el hoy, porque el terreno de mañana es demasiado inseguro para planes... y los futuros tienen una forma de caerse en la mitad.
Y después de un tiempo, uno aprende que si es demasiado, hasta el calor del sol quema. Así que uno planta su propio jardín y decora su propia alma, en lugar de esperar a que alguien le traiga flores. Y uno aprende que, realmente, puede aguantar; que uno realmente es fuerte, que uno realmente vale, y uno aprende y aprende... Y con cada día uno aprende.
Con el tiempo aprendes que estar con alguien porque te ofrece un buen futuro, significa que tarde o temprano querrás volver a tu pasado. Con el tiempo comprendes que sólo quien es capaz de amarte con tus defectos, sin pretender cambiarte, puede brindarte toda la felicidad que deseas. Con el tiempo te das cuenta de que si estás al lado de esa persona sólo por acompañar tu soledad, irremediablemente acabarás no deseando volver a verla.
Con el tiempo entiendes que los verdaderos amigos son contados y que el que no lucha por ellos, tarde o temprano se verá rodeado sólo de amistades falsas. Con el tiempo aprendes que las palabras dichas en un momento de ira pueden seguir lastimando a quien heriste durante toda la vida. Con el tiempo aprendes que disculpar cualquiera lo hace; pero perdonar es sólo de almas grandes.
Con el tiempo comprendes que si has herido a un amigo duramente, muy probablemente la amistad jamás volverá a ser igual. Con el tiempo te das cuenta que aunque seas feliz con tus amigos, algún día llorarás por aquellos que dejaste ir. Con el tiempo te das cuenta de que cada experiencia vivida con cada persona es irrepetible. Con el tiempo te das cuenta de que el que humilla o desprecia a un ser humano, tarde o temprano sufrirá las mismas humillaciones o desprecios multiplicados al cuadrado. Con el tiempo comprendes que apresurar las cosas o forzarlas a que pasen, ocasionará que al final no sean como esperabas. Con el tiempo te das cuenta de que, en realidad, lo mejor no era el futuro, sino el momento que estabas viviendo justo en ese instante.
Con el tiempo verás que, aunque seas feliz con los que están a tu lado, añorarás terriblemente a los que ayer estaban contigo y ahora se han marchado. Con el tiempo aprenderás que intentar perdonar o pedir perdón, decir que amas, decir que extrañas, decir que necesitas, decir que quieres ser amigo, ante una tumba ya no tiene ningún sentido.
Pero, desafortunadamente, sólo te darás cuenta con el tiempo.

Lunes.


Toco tu boca, con un dedo todo el borde de tu boca, voy dibujándola como si saliera de mi mano, como si por primera vez tu boca se entreabriera, y me basta cerrar los ojos para deshacerlo todo y recomenzar, hago nacer cada vez la boca que deseo, la boca que mi mano elige y te dibuja en la cara, una boca elegida entre todas, con soberana libertad elegida por mí para dibujarla con mi mano en tu cara, y que por un azar que no busco comprender coincide exactamente con tu boca que sonríe por debajo de la que mi mano te dibuja.
Me miras, de cerca me miras, cada vez más de cerca y entonces jugamos al cíclope, nos miramos cada vez más cerca y los ojos se agrandan, se acercan entre sí, se superponen y los cíclopes se miran, respirando confundidos, las bocas se encuentran y luchan tibiamente, mordiéndose con los labios, apoyando apenas la lengua en los dientes, jugando en sus recintos, donde un aire pesado va y viene con un perfume viejo y un silencio. Entonces mis manos buscan hundirse en tu pelo, acariciar lentamente la profundidad de tu pelo mientras nos besamos como si tuviéramos la boca llena de flores o de peces, de movimientos vivos, de fragancia oscura. Y si nos mordemos el dolor es dulce, y si nos ahogamos en un breve y terrible absorber simultáneo del aliento, esa instantánea muerte es bella. Y hay una sola saliva y un solo sabor a fruta madura, y yo te siento temblar contra mí como una luna en el agua.
Julio Cortázar- Rayuela.
(…)
No te preocupes, no me he ido,
¿cómo iba a irme sin saber?
Somos el tiempo que nos queda.
Caballero Bonald

15 julio, 2011

Miradas#.

Estábamos cansados y nuestros estómagos no demasiado contentos se encogían en nuestros deambulantes cuerpos de alfiler. Por calles, parques y césped.  Como siempre no importaba demasiado nada ajeno a nosotros. ¿Pero todavía éramos nosotros?

Llevaba días sin sentirte y daba igual dónde. Solo quería soledad compartida. Hemos llorado y hemos sudado, al final hemos terminado fundidos en un soplo de aire, en un grito sostenido, mis dedos apretaban tu espalda y tú buscabas mi mirada entre cabellos mojados y enredados.


Valiente.

13 julio, 2011

Los amantes del círculo polar.



Esta noche te espero mirando al sol. ¡Venga valiente, salta por la ventana!

El gran fracaso.

Estar sola.
En mi antigua clase de ballet, bailar, recordar, llorar y sudar hasta explotar. Hacer que cada movimiento corte el aire o que cada pirueta se convierta en una espiral interminable, como si de una corriente circular se tratase. 
Vestir de negro, música alta como mi moño. 
Sinceramente, una parte de mi piensa que llorar no sirve ni arregla nada, otra lo ve como un impulso inevitable por la pena infinita que siento dentro de mí, muy dentro. 
Ya no me queda nada, si un cuerpo pudiera estar vacío y exprimido se parecería al mío. 
Es curioso ser tan denigrante y pensar “es mentira”, “no ha podido hacerme esto”, “no ha podido acabar con todo”, “no me ha podido mentir de esta forma, me lo prometió”. Pero,. Y solo queda resignarse y aceptar el fracaso, entonces es cuando siento que mi pecho se rompe en mil pedazos y no me salen las palabras del cuerpo, ni siquiera lágrimas, no quedan fuerzas. 
Ahora mi mundo es negro y hostil parece que la luz no aparece por ningún lado, ¿amanece? Da igual, como todo.

28 junio, 2011


-Quiero gritarte ahora.
- Grítame siempre, joder quiero sacar todo lo que tienes dentro. Quiero hacertelo en plazas públicas, ascensores, hoteles, bañeras, de todas las formas posibles. Quiero todo.
- ¿Quieres todo?
- Quiero todo.
- ¿Qué es todo?
- Te preguntas eso, ¿de verdad?
- Sí.
- Todo es saber entremezclar una conversación sexual y otra sentimental, haciéndolas confundir. Es tener momentos en que pienses que has encontrado lo más especial de tu vida.
- Te quiero, quiero que lo sepas.
- Quiero que sea mañana, ya, quiero tenerte aqui, ¡YA!