07 noviembre, 2010

Al cerrar.

Es como cuando quieres que al cerrar los ojos muy muy fuerte pase rápido, que pase el tiempo, los días, que tu mente se borre, que desaparezcan todos los recuerdos, todas las conversaciones, todas las llamadas y palabras que algún día nos dijimos, que cuando vayas aflojando los ojos y dejes de lado la oscuridad compruebes que el cielo está ahí, justo donde lo dejaste. 


Porque si algo he aprendido es que el mundo no desaparece aunque cierres los ojos.

2 comentarios:

Irene dijo...

Te entiendo taaaaaan bien,......
Pero al fin y al cabo los recuerdos son eso,...y tu mente los mantiene ahí latentes,..para que en el momento que menos te lo esperes salten en forma de trago amargo,en ocasiones y muy muy dulces en otras.
Los recuerdos son los únicos que nos aseguran que hemos vivido, experimentado, sufrido, disfrutado,......Son los que nos hacen saber que no estamos locos porque somos doblemente cuerdos RE-CUERDOS.
Cariño los necesitas para ser y quien eres y para ser quien serás.
Te quiero.

Miss Lowins dijo...

A veces es mejor olvidar...
Aunque tienes mucha razón RE-CUERDOS. jajajajajaja.

En fin, TE QUIERO.